Especies de flamencos

Hay seis especies de flamencos conocidas. Tienen mucho en común con las garzas, patos, gansos y otros tipos de aves. Sus cuerpos tienen un diseño y anatomía única y elegante, aunque tienden a parecer torpes en su conjunto. Tienen patas muy largas que no se suelen ver en otras aves. Los colores de sus plumas varían entre el blanco, rosa, rojo y naranja. Debajo de las alas son de color negro. Su coloración está en dependencia de lo que coman, es por eso que son de color blanco y gris durante su primer par de años y en la adultez unos brillan más que otros.

En general tienen características tan especiales que todos los identifican fácilmente cuando los ven en los parques zoológicos, programas o en los libros.

Todas las especies de flamencos toman los alimentos junto con el agua.

Son animales muy sociales y viven en colonias muy grandes. Las diferentes especies tienden a llevarse bien cuando se cruzan sus hábitats durante la migración, la búsqueda de alimentos o cuando se colocan en cautiverio. Se comunican por medio de sonidos  similares a los de un ganso y diversas acciones no verbales parecidas a un baile.

La reproducción tiene lugar en parejas y ambos padres trabajan duro para hacer un ambiente seguro para sus hijos. El tamaño de los huevos varía según la especie, pero el período de incubación es de aproximadamente 30 días para todas. El apareamiento se determina por la cantidad de lluvia y la disponibilidad de los alimentos.

Los nidos se construyen con elementos de la zona. Los padres se turnan para mantener el huevo caliente y salir a encontrar sus propios alimentos, por otro lado son capaces de crear leche para alimentar a las crías durante la primera semana de vida. Se cree que la realización de esta leche se desencadena por los gritos de hambre de los hijos.

Todavía hay muchas cosas que no sabemos acerca de las diversas especies de flamencos que existen. Sin embargo, lo que sí conocemos es que son animales tranquilos y que a menudo viven en zonas donde otras criaturas no lo harían. También son víctimas de diversos tipos de presa, incluyendo los grandes felinos, coyotes y otros tipos de perros, incluso serpientes de gran tamaño.

Su hábitat natural sigue agotándose debido a la destrucción por el hombre, es por eso que se desarrollan diferentes acciones para promover su conservación. Solo así podrán seguir viviendo una vida muy larga en su hábitat natural. El flamenco más longevo conocido en el mundo es de unos 75 años de edad y vive en un zoológico en Australia. Ellos tienen una vida más larga en cautiverio que en estado salvaje, pero pueden vivir un promedio de 30 años en este último estado.

libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!