Cría y reproducción del flamenco

Alrededor de los 6 años de edad están listos para iniciar el apareamiento, el cual se llevará a cabo dentro de los miembros de su propia colonia. Los machos lo harán con diferentes hembras, similar a otros animales.  Primeramente efectuarán una especie de ritual de cortejo con el fin de encontrar a su compañero. Generalmente lo inician los machos. Si la primera hembra no queda impresionada entonces el macho tendrá que repetirlo hasta que logre emparejarse. Estos rituales de cortejo incluyen marchas, acicalamiento, giros de cabeza y mucho más.

flamencosLo que es muy interesante para los investigadores es que los flamencos no se aparean anualmente, sino cuando llueve. Esto es debido a que la lluvia les ayuda a tener los suministros para la construcción de los nidos y los alimentos. Por tanto, cuando hay una sequía los flamencos son menos propensos a aparearse. Cuando el apareamiento va a tener lugar toda la colonia se involucra.

Una vez que se ha producido, el siguiente paso es la creación de nidos para poner los huevos. Para crearlos usan palos, piedras, barro e incluso plumas. Muchas veces parecen pequeños volcanes. Ambos padres ayudan a construirlo y pueden llegar a tener 12 pulgadas de alto. Es un trabajo tedioso que puede tomar hasta 6 semanas.

No mucho tiempo después de que el nido se hace un huevo es depositado por la hembra. Los huevos son muy grandes y es raro que se deposite más de uno. Los padres se turnan para incubarlo y protegerlo después de que se encuentra en el nido. Esto tomará de 26 a 31 días hasta que las crías nazcan.

Los hijos tienen plumas de color gris o blanco, no rosado y rojo como la gente espera. Esta coloración se obtiene más tarde, aproximadamente3 años, pues depende de la dieta.

Las crías permanecen en el nido durante una semana bajo el cuidado constante de sus propios padres. Aquí son alimentadas con leche de cultivos que viene desde el sistema digestivo superior de ambos padres. Tiene un tinte de color rojo oscuro y ofrece un gran suministro de grasa y proteína. A continuación, se unen a la colonia y un grupo de adultos atenderá a toda la descendencia.

Dado que el flamenco tiene pocos depredadores, los jóvenes suelen estar bastante seguros dentro de las colonias. Se les enseña a nadar y a cazar por los adultos en el grupo. A veces mueren por enfermedades y parásitos, e incluso pueden ser pisoteados , aunque su gran amenaza son los humanos, quienes siguen afectando sus hábitats y hacen que su supervivencia sea más difícil.